top of page
  • Foto del escritorHenar

Nacho, de Alemania a Milcom

Actualizado: 17 may

Tenía 9 años cuando se fue a vivir a  Mönchengladbach (Dusseldorf, Alemania) por el destino de su padre. Así fue como Ignacio Canalejo comenzó con el inglés.


Cuando llegó no tenía ni idea de hablar el idioma. De hecho, el primer día de colegio la profesora le preguntó: "What is your name?" y él, con la cara blanca le dijo : "Yes, yes...".

A partir de ahí sólo estuvo en clases de inglés durante medio curso y fue cuando cogió el nivel suficiente como para empezar a comunicarse con sus compañeros. Todo allí era en inglés (menos en casa), ya que era una base de la OTAN.


La vida en Alemania fue de fácil adaptación ya que era un recinto con absolutamente de todo: supermercados, colegios, cines, actividades de todo tipo... Para él y su familia fue una de las mejores experiencias que han vivido en sus vidas. Está muy agradecido a su padre porque fue el que, además de conseguir ese destino, les ayudó a llevar una vida mucho más sencilla. Casi 20 años después sigue agradecido de esa oportunidad que, por cierto, ha provocado que su hermano lleve casi 8 años trabajando en EEUU y él poder ejercer una profesión como la de profesor en Milcom (desde febrero de 2023) que, según él mismo dice, no sólo implica enseñar sino también ayudar a la gente a cumplir sus objetivos y lo considera una de las mayores satisfacciones del mundo.


A los militares y guardias civiles que están pensando en preparar algún idioma les dice que no se lo piensen y que "tiren" con ello adelante, porque no es sólo una cosa que les va a venir bien en su trabajo, sino también en su vida personal a la hora de realizar viajes o incluso hacer nuevas amistades internacionales. El inglés para él es básico para poder disfrutar también de muchas cosas como películas o series y también ofrece muchas oportunidades en el mundo exterior. 




114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


logo transparency feathered.png
bottom of page