top of page
  • Foto del escritorHenar

La vocación docente de Raúl


Su inicio con el idioma inglés fue bastante repentino. Cuando tenía 7 años, su padre recibió una oferta de trabajo en Sheffield, Reino Unido, y allá se fueron sus padres y los tres hermanos, de 7, 6 y 2 años.


Como sus padres y hermano pequeño se trasladaron un par de meses antes, Raúl y su hermana se quedaron en Madrid al cuidado de su abuela, que era inglesa, aunque llevaba en España desde joven. Desde entonces decidió hablarles exclusivamente en inglés y ponerles un profesor de inglés particular (Don Urbano) que fue fundamental para Raúl, ya que despertó su vocación por la enseñanza.


Cuando llegaron a Sheffield, empezaron el colegio y rápidamente pudieron comunicarse con cierta fluidez, aunque siempre con el "estigma" de tener un acento foráneo. Este rasgo les siguió de vuelta a España cuando regresaron a Madrid con 13 años. En el colegio les llamaban "los guiris" porque, decían, "hablaban raro".


Años más tarde, tras una breve incursión en la carrera de Filología Inglesa, Raúl decidió regresar a Sheffield, donde cursó estudios de Humanidades y TESOL, cumpliendo con su vocación de ser profesor de inglés, una pasión que ha marcado toda su carrera profesional.


Hace 3 años aterrizó en Milcom. Antes de unirse a esta empresa, tuvo una larga carrera de más de 20 años como profesor de inglés para un grupo empresarial de construcción y servicios durante su expansión internacional. Sin embargo, cuando llegó la pandemia mundial en 2020, la empresa decidió finalizar su programa de formación en idiomas. Fue entonces cuando Milcom contactó con él y le ofreció formar parte de un proyecto formativo emocionante e innovador. Desde entonces, asegura que está encantado de formar parte de este increíble equipo de grandes profesionales y, sobre todo, de grandes personas.


A los militares y guardias civiles que están pensando mejorar algún idioma, Raúl les dice que no sólo lo piensen, sino que lo hagan. En pocas profesiones la adquisición y mejora de un idioma tiene tanto impacto como en las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil.


El esfuerzo necesario se ve ampliamente compensado por las numerosas ventajas que ofrece: la posibilidad de reunirse con la familia, elegir un destino para el futuro, optar a puestos en otros países, acceder a cursos profesionales, ascensos y demás oportunidades.

Además, aprender idiomas no sólo es beneficioso en el ámbito profesional, sino que también tiene un componente lúdico y práctico.


Nos permite disfrutar de nuestros viajes, música y películas favoritas, explorar la literatura y la cultura de manera más profunda y enriquecedora, abrirnos a nuevos horizontes y ampliar nuestras perspectivas en un sinfín de hobbies y actividades.



El profesor Raúl Elvira con alumnos de un curso presencial en FAMET


119 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


logo transparency feathered.png
bottom of page